La lectura de los histogramas es una habilidad que es importante adquirir en el mundo de la fotografía digital. La mayoría de las imágenes de las cámaras digitales requieren una cierta cantidad de post-procesamiento, sobre todo si se dispara en formato RAW. La mayor parte del trabajo del revelado de una fotografía puede hacerse observando solamente la fotografía, pero si se posee la capacidad de leer y transformar un histograma nuestra productividad aumentará y nuestra calidad de impresión será mayor.

 

Entonces, ¿qué es un histograma?, ¿Y cómo diablos se lee uno?.

 

 

El histograma en fotografía representa el número de píxeles por cada valor de luminancia, en porcentaje respecto al tono más repetido. La zona de la izquierda nos indica los tonos oscuros, la zona derecha los tonos claros y el centro los tonos grises. Por lo tanto no nos informa del motivo fotografiado, ni si la composición es buena o mala, ni si la imagen está bien enfocada o no. El histograma nos indica la exposición de la fotografía.

 

Para este artículo, vamos a comparar una fotografía en la cual se han variados los tonos para generar histogramas típicos. Con ello aprenderemos a prever como quedará una fotografía viendo su histograma y así detectar donde es necesario el procesado para mejorarla. Y no solo en el procesado ya que actualmente en la mayoría de las cámaras es posible visualizar el histograma y variar la exposición de la toma según nos convenga.

 

EXPOSICION CORRECTA

Si nos fijamos en el histograma, éste forma una campana que se extiende desde la zona de las sombras hasta la zona de las luces con distribución de pixeles en toda la gama tonal. Vamos a utilizar este como punto de referencia para comparar entre los distintos histogramas.

 

    

 

Se puede observar en la fotografía una gran variedad de tonos grises, con zonas oscura y zonas claras donde se pueden ver todos los detalles.

 

BAJO CONTRASTE

Se produce un cambio en la distribución del histograma. Los píxeles cercanos a los puntos de luminancia cercana al blanco y cercana al negro se han movido en hacia un gris neutro, lo que produce  menor contraste. La campana se ha comprimido y queda un hueco en ambos extremos sin píxeles alguno.

 

   

 

Se puede observar el menor contraste en esta imagen. Aquí se nota la falta de negros (por ejemplo en la pizarra), los cuales aparecen grises muy claros. De igual manera, también se observa la falta de blancos puros, los cuales aparecen también grises. La imagen parece como “lavada”.

 

ALTO CONTRASTE

Se produce un cambio en el histograma, donde los píxeles cerca del centro han migrado hacia los extremos, hacia los negros y los blancos, lo que nos da más contraste. Se produce una pérdida de altura de la zona central del histograma, lo que se traduce en falta de tonos grises. La mayoría de los píxeles se distribuyen en los extremos.

    

 

Aquí se puede reconocer visualmente el mayor contraste en esta imagen. Hay una gran cantidad de tonos oscuros y una gran cantidad de tonos claros, produciéndose una pérdida de tonos intermedios. Está pérdida de tonos grises hace que la fotografía parezca irreal.

 

CLAVE BAJA

Menor brillo. Hay un desplazamiento de tonos hacia la región de las sombras pero sin llegarse a producirse recorte de los negros. Se puede ver que todo el histograma ha sido empujado a la izquierda. Observa también que la gama tonal se ha reducido, como lo muestra un histograma estrecho.

 

   

 

Se observa como la fotografía se ha oscurecido generalmente. Se ha reducido la cantidad de tonos claros pero sin desaparecer por completo.

 

CLAVE ALTA

 

Es el caso contrario al anterior. Mayor brillo con un desplazamiento de los tonos hacia la región de las iluminaciones pero sin que se produzca recorte de blancos. Aquí se puede ver que todo histograma ha sido empujado a la derecha. Al igual que en el caso anterior la gama tonal se ha reducido.

    

 

Se observa como la fotografía se ha aclarado generalmente. Se ha reducido la cantidad de tonos oscuros pero sin desaparecer por completo.

 

FOTOGRAFIA SUBEXPUESTA

El histograma es similar al de clave baja, pero aquí los tonos se han desplazado tanto que se ha producido recorte de negros, como nos indica el triángulo superior izquierdo del histograma al iluminarse (captura de Lightroom). Esto indica que hay pérdida de texturas e información en la zona de las sombras. Suele producirse un hueco en la zona derecha del histograma lo que indica la falta de tonos claros en la fotografía.

 

    

 

En este caso se observa cómo se pierden detalles en la zona de las sombras, en la zona izquierda de la fotografía. Se produce un recorte de negros.

 

FOTOGRAFIA SOBREEXPUESTA

Aquí se produce lo contrario que en el caso anterior. Todo el histograma se desplaza hacia la derecha llegando a reventar las altas luces, como también indica el triángulo superior derecho iluminado. Se producen pérdida de texturas e información en las iluminaciones. También suele producir un hueco a la derecha que nos indica la falta de tonos oscuros.

 

    

 

En esta última fotografía se observa una gran pérdida de texturas en las iluminaciones, sobre todo en el suelo a la derecha y en el lomo del perro.

 

El conocer los histogramas que nos podemos encontrar es de gran utilidad a la hora de tomar la fotografía, ya que nos puede ayudar para compensar la exposición que nos indica la cámara. Pero sobre todo es imprescindible a la hora del postprocesado de la fotografía ya que nos indica cuáles será la estrategia a seguir durante el revelado de la fotografía.

Un flashazo a todos.

 

 

www.photosfresquet.com

www.photosfresquet.blogspot.com